0

¡Reforma tu cocina sin obras!

reformar-cocina-sin-obras

Tras unos meses en los que la vida dentro de nuestra hogar se ha hecho más presente, ha crecido la necesidad de adecuar nuestro hogar a las nuevas necesidades: trabajamos desde casa, los niños asisten a clases online, ya no frecuentamos tanto los restaurantes y cenamos en casa, pasamos tiempo en familia con actividades de bricolaje o cocinando recetas elaborada.

Así, son muchos los que se han dado cuenta de que algunas partes de la casa, en especial la zona de la cocina, no cumplen con algunos requisitos, como por ejemplo: amplitud para cocinar, espacio para charlar en familia mientras se pica algo, facilidad de limpieza, etc, sin olvidar que la estética también es un valor que nos hace sentir mejor en casa. Sin embargo, hacer una obra para cambiar este espacio puede resultar costoso. La mejor opción entonces es reformar la cocina sin obras.

Si tu también estás pensando en reformar tu cocina sin obras, hemos preparado para ti una serie de consejos para hacerlo tú mismo y de manera económica. 

 

Consejos para reformar una cocina sin obras. 

  • Los armarios.

Sin duda, los armarios son la parte que se lleva todo el protagonismo en una cocina. De un primer vistazo podemos ver el estilo de la cocina con solo mirarlos; estilo clásico, moderno, vintage…. Todo depende de qué sea más importante para la familia. ¿la estética o la comodidad?

Si por un lado crees que tus armarios son funcionales ( porque son fáciles de limpiar, son espaciosos, están a la altura correcta…) pero no te gusta como se ven, te recomendamos que no los sustituyas por otros. Simplemente puedes pintar las puertas y cambiar los tiradores. Existen numerosas marcas que ofrecen esmaltes para cambiar el color y textura de los armarios, sin importar del material del que estén hechos (madera natural o aglomerado). Son muy sencillas de aplicar y resistentes al uso diario. 

Por otro lado, si no te convence la disposición de los armarios, te recomendamos que juegues con su colocación, moviéndolos de sitio o incluso eliminándolos. Una solución en tendencia es quitar las alacenas de arriba y sustituirlas por estanterías y barras imantadas. Esto hará que tengas los objetos de forma más accesible al mismo tiempo que servirá como un expositor de tu vajilla más preciada. Con esta solución tendrás una cocina a la última sin gastar demasiado dinero. 

  • La encimera.

La encimera es otro de los elementos más llamativos dentro de una cocina. Existen diferentes materiales, piedra, laminado, resinas sintéticas… Tendrás que escoger la más adecuada según tu presupuesto. Como consejo, te recomendamos que busques bien en la zona de laminados, pues muchos tienen acabados que parecen naturales y son muy resistentes. Además, si vas a hacer tu mismo la reforma, es un material que te permitirá poder cortarlo tú mismo con la ayuda una ingletadora y una amoladora ya que pesa muy poco, lo cual no podrás hacer con las piedras naturales o resinas sintéticas, que además de tener un precio elevado tendrán que hacértelos a medida. 

  • Paredes.

Seguro que si estás pensando en reformar tu cocina sin obras piensas que es imposible cambiar el aspecto de la pared, ya que por lo general las cocinas están alicatadas con azulejo y es complicado y costoso de sustituir. Pero…¡tenemos buenas noticias! Existen muchos materiales novedosos para este propósito: pinturas para pintar azulejos, revestimientos de pared en PVC o madera, revestimientos para el frontal que imitan azulejo… Con un poco de imaginación y en unas pocas horas conseguirás tener unas paredes que en nada se parecen a las antiguas y además podrás hacerlo tú mismo. 

  • Suelo.

En el caso del suelo, ocurre lo mismo que con las paredes: podrás pintar o revestirlo con losetas de imitación a pavimento hidráulico o madera, por ejemplo. También podrás encontrar alfombras vinílicas con estampados y texturas originales que podrías colocar gracias a su adhesivo incorporado.  Esto le dará mucha personalidad a tu cocina. 

  • Muebles auxiliares.

En la cocina podemos encontrar muebles auxiliares que le aportan el estilo definitivo a este espacio: la mesa y sillas o taburetes, un carrito para colocar las frutas y verduras o una estantería decorativa. Si queremos unificar el estilo podemos pintar estos muebles con la misma pintura que hayamos utilizado para las alacenas. Esto le dará coherencia al cojunto, sin tener que comprar muebles nuevos. Otra idea que os damos es que podéis tapizar las sillas con tela nueva. Para ello simplemente necesitaréis una grapadora de buena calidad. 

  • Decoración.

Una vez que ya has reformado los elementos más importantes de tu cocina no olvides que los pequeños detalles también cuentan. Escoger una vajilla bonita, cambiar las cortinas de la ventana, la iluminación, la mantelería… todo suma.

Si te has animado en esta aventura de reformar tu cocina sin reformas, te animamos a que nos lo cuentes en comentarios, o en nuestra página de Facebook. ¡Síguenos en redes sociales!

Cómo instalar una placa de cocina.

instalar-placa-cocina-inducción-vitroceramica-bricolaje-herramientas

En este post aprenderás cómo instalar una placa de inducción o vitrocerámica de cocina.

A día de hoy contar con una placa de inducción o una vitrocerámica en nuestra cocina presenta grandes ventajas: facilidad de limpieza, estética mejorada en la apariencia de la cocina, eficiencia energética, programación y apagado automático de las zonas de cocción, etc.

Si quieres aventurarte en la sustitución de tus antiguos fuegos por una vitrocerámica o placa de inducción, a continuación te contamos cómo hacerlo. 

Herramientas necesarias:

  • Destornilladores de diferentes medidas.
  • Guantes de protección.
  • Cutter.
  • Metro.
  • Amoladora (en caso de ser necesaria).
  • Enchufe macho o regleta para cables. 
  1. Desconecta la placa antigua y retírala. Es muy probable que la placa esté encastrada, con algún tipo de fijación, por lo que no necesitarás más que algún destornillador. En caso de que esté fijada con silicona, puedes utilizar un cutter para retirarla. Es un proceso sencillo que no presentará mayor dificultad, pero te recomendamos que realices todo el proceso con unos guantes, para evitar posibles accidentes. 
  2. Antes de intentar encastrar la nueva placa en el hueco debemos asegurarnos de que las medidas de esta coinciden con el hueco de la encimera. Para ello necesitarás un metro. En caso de que las medidas no coincidan deberemos de adecuar las medidas del aglomerado cortando o repasando con una amoladora. 
  3. Durante la colocación es importante que dejemos el espacio de ventilación que nos indica el fabricante. Este protegerá la placa de posibles roturas por sobrecalentemiento. Normalmente se aconseja una distancia de 5mm como mínimo para la salida del aire. 
  4. Una vez todo esté preparado, habrá que insertar la placa en el hueco y ajustar las pinzas que se sitúan en la parte inferior de la placa, de este modo quedará encastrada correctamente. Previamente deberemos colocar los adhesivos que viene junto con la placa en los bordes de esta, para una perfecta fijación.  
  5. Por último deberemos conectar la placa a la corriente. La mayoría de ellas viene sin el enchufe, por lo que podrás optar por colocar un enchufe macho o una regleta para cables. En el caso de instalar el enchufe simplemente necesitarás un destornillador pequeño. El cable marrón y el azul (fase y neutro respectivamente), irán en cada una de las puntas del enchufe, el cable amarillo y verde (tierra) se pondrá en el tornillo que está en medio.

Ya tenemos la placa de inducción o vitrocerámica instalada en la cocina.

Síguenos en Facebook para no perderte ninguno de los trucos, novedades y ofertas en bricolaje.

mini amoladora dewalt 115mm 800w
MINI-AMOLADORA 125MM 1.010W ARRANQUE SUAVE + BLOQUEO Y RE-ARRANQUE
Juego 10 destornilladores BAHCOFIT

Ferretería

FERREMART

FERRETERÍA

Avd. Tito Didio S/N
Apdo. de Correos 2030
Polígono Industrial Cabezo Beaza
30353 Cartagena

Tel. 968 124 832

info@ferremart.es